19.8.13

La nueva Revolución, será en 3D

No se trata de una nueva película: es una concreta realidad. Y no sabemos aún los alcances que tiene y, mucho menos, los que tendrá. La llamada "impresión 3D" (habría que buscar otro nombre, lo de "impresión"... no cierra) está ampliando cada vez más sus posibilidades. Quienes son del palo del diseño hace rato que la conocen y así es que le han sacado su buen provecho. Pero con los avances, los modelos de impresoras se simplifican, los costos descienden y si bien aún se las percibe como alejadas de nuestra vida cotidiana, esta nueva tecnología comienza a mostrar su poder.

Ya hace un año desde este mismo espacio nos habíamos ocupado del tema y sus increíbles proyecciones. El asunto es que la movida va creciendo cada vez más y no faltará mucho para que empecemos a pensar en tener una en casa. Se hace necesario entonces reflexionar cómo esta novedosa herramienta de producción personalizada y de alta calidad, puede cambiar nuestras vidas.

Para muestra, basta... una impresión
Existen varios métodos de impresión 3D que ofrecen diferentes posibilidades ¿Quieren ejemplos? Acá los tienen:



Y aquí, más ejemplos:
Fabricando juguetes en casa
Juegos: Minecraft + Impresión 3D
Objetos para bajar e imprimir de The Pirate Bay: PhysiblesAplicaciones médicas: Prótesis
Aplicaciones médicas: Ortodoncia
Biotecnología: Impresión de órganos
Espectáculos: Impresoras 3D en el rodaje de Iron Man 2
Shapeways 3D Printing (Servicios de impresión 3D) La cultura de la creatividad (diseños varios)
Arma de fuego hecha con impresora 3D (No, no todos son ángeles...)
Impresión 3D con metales

Si no lo escaneo no lo creo...
Pero claro, el diseño en algunos puntos se pone un poco complejo. Pensar y modelar digitalmente un objeto en 3D no es una tarea sencilla y en algunos casos la reproducción fiel de la realidad puede resultar hasta imposible. Para esos casos y para terminar de revolucionarlo todo -como sucedió hace un par de décadas con el diseño gráfico- están los escáners en 3D. ¿Que si son útiles? ¿Si son poderosos? Vean y registren:



¿Estamos listos?
Es impresionante ¿no? Este combo 3D de diseño+escaneo+impresión 3D ya es calificado por muchos como la "Tercera Revolución Industrial". Y en mi opinión lo de "industrial" se queda corto porque esta tecnología en buena medida modificará nuestra vida cotidiana, nuestra salud, nuestra cultura. 
Las opciones y ámbitos de aplicación son innumerables e imprevisibles. Incluso el propio esquema de producción personal que un equipo de construcción 3D propone disparará proyectos independientes y alternativos. Es un círculo virtuoso. Porque la impresión 3D es tan revolucionaria como lo fue la Web 2.0 fue para la comunicación y la información. En ese caso, nuestro paradigma de software cultural se modificó para siempre en la era digital. Ahora es el turno de la otra parte, la del hardware de nuestra cultura.
Si bien el tema es aún dominado mayoritariamente por los más expertos, quién puede dudar que en unos pocos años se confirmará que el diseño en 3D forma parte de una de las competencias digitales del Siglo XXI, las que cualquier usuario hogareño eficiente deberá dominar. Ya está, cualquiera puede imaginar. Cualquiera lo puede construir. Cualquiera puede crear.

¿Y cómo nos preparamos?
Acá viene el problema de siempre. Los cambios tecnológicos llegan impulsados por el mercado que "generosamente" nos ofrece sus productos. Y a golpes de consumo, vamos aprendiendo. Ese, es el método habitual. Y no puedo evitar tener una mirada crítica desde mi punto de vista docente.
Curiosa y tradicionalmente, la escuela frente a la tecnología adopta una actitud pasiva, espectadora, a lo sumo, debatiendo largamente si su inclusión está bien o está mal. Lo primero que hace es preguntarse cómo le afecta y, muy pocas veces, cómo puede aprovechar la nueva ola y formar a sus alumnos adecuadamente en el uso. Lo cierto es que rara vez acompaña y forma parte del cambio decididamente. Sí claro, a la larga se adapta, se integra... una vez que todo sucedió.
Otro problema más: muchas veces estos cambios, cuando suceden, se basan casi exclusivamente en la incorporación de la nuevos dispositivos. Hay que saberlo, las herramientas no son nada sin la mano y la mente que las manipula. Las herramientas no son nada si no se pone en el lugar preponderante a la técnica, al conocimiento, al cómo y el para qué del uso esa herramienta. Así es como a veces nos equivocamos feo y por poco creemos que las computadoras en las escuelas son las que "enseñan" mediante "Modelos 1 a 1"... Falacias de esta "Era Smart".
http://www.wired.co.uk/
Afortunadamente para algunos lugares las cosas no se están tomando así: el nuevo diseño curricular para educación secundaria en el Reino Unido  pone énfasis en la resolución de problemas, la codificación y el diseño 3D. Hace poco el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se refirió concretamente a la importancia y el rol de la educación ante los avances de la tecnología. En ambos casos se trata de proyectos que ponen la ciencia y la tecnología al alcance de todos. Sin dejarlos relegados a estudios específicos o superiores. En ese camino, el conocimiento es el que hace la diferencia
En la República Argentina se está implementando la Nueva Escuela Secundaria que de manera progresista en sus enunciados promueve la incorporación y el uso de las tecnologías en la escuela. Pero lamentablemente, en su estructura curricular, los saberes informáticos, esos que forman parte de las competencias para Siglo XXI, quedan relegados a ser un objeto de consumo y no de estudio. Se los incorporan parcialmente, de manera transversal como herramientas TIC de aplicación el el resto de las materias, pero no se le da el espacio curricular necesario para su adecuado aprendizaje.
En su corta historia, la Informática en las escuelas argentinas nunca terminó de hacer pie e instalarse culturalmente como un área de conocimiento más, necesaria para entender y dominar el mundo que nos rodea. Siempre tratando de ganarse una espacio "de facto" y muchas veces "a los codazos" con la Educación Tecnológica (irónicamente su "pariente" más cercano). Parecería que su potencial para la aplicación transversal terminó por desdibujar su presencia y licuarla dentro de las demás asignaturas. Vaya uno a saber porqué, no ha quedado clara la impronta dinámica e innovadora de su estudio. Esa singular característica que hace que quienes tenemos a cargo su enseñanza tengamos que estar actualizando permanentemente conceptos y contenidos curriculares. 
Lo cierto es que de implementarse tal como se han planificado las cosas, "la clase de informática" en las escuelas argentinas no existirá más. Inoportunamente eso sucede hoy, en el momento en que los avances de la tecnología nos proponen un nuevo cambio, uno de esos cambios que nuevamente modificarán la vida de nuestra sociedad. Quienes mejor se adaptan, quienes permanentemente investigan y aportan las novedades, ya no tendrán el espacio para explorarlas adecuadamente, planificarlas y compartirlas para que todos las puedan aprender . Y así la "Revolución 3D" entrará a las escuelas, pero tarde, cuando los mercaderes ya hayan definido su destino y cuando haya dejado de ser una novedad.
Ojalá que eso no suceda. Y que por el contrario, una verdadera revolución ponga en la educación los medios para convertirla en la principal constructora de una nueva sociedad.

2 comentarios:

  1. Es un fenómeno en cuento a tecnología, y muy interesante al mismo tiempo. Genial lo veo muy positivo para este tiempo en que vivimos con el tiempo muy limitado.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12/6/14 1:16

    Hola Ricardo!! Estuve mirando (solo mirando...no buceando...) el blog y me parace más que interesante para compartir con el grupo 6. Gracias!!!! Graciela (CePA-NES)

    ResponderEliminar

Es realmente importante para este blog conocer tu opinión. No dejes de comentar! Y por favor, no te olvides de dejar tu nombre. ¡Gracias por participar!